Search for content, post, videos

Los mejores vinos para acompañar con postres

En general, elegir al elegir el vino para el postre es importante tener en cuenta la textura del postre y su acidez.Los postres densos, cremosos  o más empalagosos, con mucha nata o crema maridan bien con vinos más dulces.

Wine and Chocolates

Es importante tener muy en cuenta también que el dulzor se equilibra con la acidez,  a mayor acidez del postre (cremas de limón, tartas de frutas, fruta natural, sorbetes, etc.) conviene elegir vinos poco dulces.

Cuando llega la hora del postre tienes que elegir un vino seguramente te entra una gran incertidumbre al no saber cual escoger. Hoy te vamos a platicar algunas ideas sobre los mejores vinos para acompañar los postres que, con seguridad, te ayudarán a elegir la mejor opción.

Como regla general podemos utilizar algunos consejos que dan los expertos a la hora de maridar vinos y postres, como es el de tener en cuenta la intensidad del color, o sea, mientras más oscuro sea el color del postre más oscuro debe ser el vino para lograr una conjunción perfecta.

También se debe tomar en cuenta la intensidad del sabor y así mientras más intenso sea el sabor del postre, más intenso debe ser el sabor del vino, logrando un perfecto equilibrio capaz de complacer al más exigente paladar.

Vinos para maridaje de postres

Vinos Tintos: Cuando es de chocolate el postre podemos señalar como un buen compañero a un Pinot Noir o un Shiraz australiano que sólo serían superados por un Oporto.

Vinos blancos: Un Riesling o un Asti acompañan a la perfección cualquier postre ligero que tenga como base crema de mantequilla o natilla y en los que resalte la vainilla. En cambio si la base es de frutas y canela es preferible un vino Sauternes o un Champagne Rosé.

 

Vinos Espumantes: Este tipo de vino, como pueden ser un Champagne, un Cava o un Prosecco, dada su versatilidad es la solución perfecta para combinar con cualquier postre, desde frutas naturales hasta las más elaboradas tartas.

Vino de hielo: El vino de hielo (Ice Wine, en inglés o Eiswein, en alemán) es un vino dulce que bien puede ocupar el lugar del postre, si así lo deseamos. Vidal Ice Wine será un fantástico acompañante para un pastel de manzanas o de duraznos.

Tokaji: La espectacularidad de este vino dulce húngaro merece un tratamiento aparte. Su fabulosa historia, su fascinante proceso de elaboración a partir de uvas botritizadas y su magnífica calidad hacen del Tokaji un vino excepcional. Es la bebida perfecta para acompañar postres elaborados con dátiles, nueces o higos.