Search for content, post, videos

Que términos utilizar para describir correctamente un vino

Así como hay una gran cantidad de estilos de vino, hay una variedad aún mayor de palabras utilizadas para describirlos, que abarcan toda la gama del alfabeto de “ácido” a “picante”.

Si bien el consumidor informal del vino puede estar feliz confiando en descriptores más básicos, los expertos en vinos y sommeliers aprovechan este enorme glosario a diario para comunicar los sutiles matices de los vinos que prueban.

Estas son las palabras claves que deben usar si quieren sonar como un experto en vinos

Acidez

El ácido es un componente importante en los vinos, especialmente los blancos. Le da al vino frescura y chispa. Cuanto más ácido sea un vino, más refrescante, crujiente y delicioso se sentirá al beberlo.

Angular

Es como poner un triángulo en la boca: te golpea en lugares específicos con alto impacto y no en otro lugar. Los vinos angulares generalmente tienen una acidez muy alta. Lo contrario de “suave”.

Aroma

A veces llamado el “ramo”. Esto es esencialmente el olor de un vino, y se usa con frecuencia para describir vinos más viejos. Los aromas comunes asociados con los vinos incluyen frutas, hierbas, flores, tierra, hierba, tabaco, moca y chocolate.

Columna vertebral

Un vino con una “columna vertebral” es con cuerpo, bien estructurado y equilibrado.

Equilibrar

El término “equilibrio” suele ser muy favorable, ya que sugiere que los tres componentes principales del vino (fruta, alcohol y ácido) funcionan en armonía entre sí. En los vinos tintos, el tanino también se considera un componente central.

Cuerpo

Esto significa el peso del vino en el paladar: la forma en que se siente en la boca, su peso y viscosidad. Algunos expertos sugieren pensar en el cuerpo de la misma manera que lo haría con la diferencia entre la leche entera, semideslactosada y deslactosada

Los vinos de cuerpo completo llenan su paladar con textura e intensidad, los vinos de cuerpo medio (un término reservado para los tintos) son un buen término medio, y los vinos de cuerpo ligero tienden a ser refrescantes y hormigueantes.

Complejo

El término “complejo” se utiliza para describir un vino diverso que parece cambiar el sabor desde el momento en que lo prueba hasta el momento en que lo traga.

Terroso

Este término puede usarse de dos maneras: favorablemente, para describir una calidad agradable y limpia que agrega complejidad a los aromas y sabores; y más desfavorablemente, para describir un personaje de “corral” que huele sucio y desagradable.

Elegante

Lo contrario de los vinos grandes, audaces y afrutados. El término “elegante” se utiliza para describir vinos discretos con mayor acidez y características más “restringidas”. A menudo saben “apretados” cuando se lanzan por primera vez, pero tienden a tener un buen potencial de envejecimiento.

Final

El “final” de un vino es el retrogusto que deja una vez que lo ha bebido, y puede tener un gran impacto en la experiencia de degustación en general. Un vino puede tener un acabado liso, ahumado, especiado, etc. Si un vino deja un regusto persistente, se dice que tiene un “final largo”.

Intensidad de sabor

La “intensidad de sabor” es lo fuerte o débil que son los sabores de un vino. Este es uno importante cuando se trata de combinar el vino con la comida, así como determinar sus propias preferencias personales de vino.

Patas

Las “patas” de un vino son las rayas que caen por el interior de un vaso cuando el vino gira. Son causados ​​por el alcohol, por lo que cuanto más prominentes son, mayor es el contenido de alcohol del vino.

Vivos

Se dice que los vinos que son frescos, afrutados, brillantes y vivaces son “vivos”.

Mineral

Este es el perfil de sabor utilizado para describir vinos que no son a base de frutas, hierbas y especias. Imagine el olor a hierro forjado, o el aroma salado de las ostras, o el olor a cemento húmedo: tienen un sabor distinto.

De roble

El roble tiene la segunda mayor influencia en el sabor de un vino (después de la uva), y proviene de los barriles de roble en los que se envejece el vino. En el vino blanco, agrega sabores de mantequilla y vainilla; en vino tinto agrega sabores ahumados y tostados.

Los vinos sin estos sabores se denominan “sin cocer”: los vinos blancos sin cocer tienden a ser sabrosos con sabores a limón, mientras que los tintos sin cocer suelen ser más ácidos.

Rico

Los vinos con sabores completos y agradables que son dulces y de naturaleza “redondeada” se describen como ricos. En vinos secos, la riqueza puede provenir de un alto contenido de alcohol, por sabores complejos o por un carácter de vainilla de roble.

Taninos

Los taninos son un componente importante del vino tinto. Solo, pueden tener un sabor amargo, pero producirán resultados diferentes dependiendo de cómo se mezclen con otros elementos del vino. Puede describir un vino como “astringente” (muchos taninos que provocan una sensación áspera y fruncida en la boca), “firme” (una cantidad moderada de taninos que deja la boca seca) o “suave” (menos taninos que resultan en una sensación suave y aterciopelada).

 



X