Search for content, post, videos

¿Vino contra la gripa? Aquí te decimos por qué intentarlo

Si has bebido vino durante una parte considerable de tu vida y lo disfrutas tanto como nosotros, seguramente te has topado por ahí con la información que más nos emociona a los vinícolas: beber este delicioso líquido puede, además de ser sumamente placentero, incluso ser bueno para tu salud. En estas temporadas con tan intensos cambios de clima las cosas se complican un poco y estamos rodeados de consejos para evitar las gripas y resfriados: que si comer vitamina C, que si bañarnos un buen rato antes de salir, tomar tal o cual té, etc. Pero algo que no se ha mencionado casi nunca es que el vino puede ser un gran auxiliar en estos aspectos. Aquí te contamos cómo puedes tomar vino contra la gripa y los grandes beneficios de esta bebida que tanto nos encanta.

Hay investigaciones recientes que indican que el vino tinto puede ser un gran aliado contra los resfriados comunes. Los doctores investigadores han descubierto que tomar una cantidad moderada de vino puede ser un factor muy útil para desarrollar una inmunidad más fuerte contra los doscientos virus que causan el resfriado común.

Este estudio ha descubierto que la gente que bebe más de catorce copas de vino en la semana (es decir, más de dos al día) tiene menos probabilidad de tener resfriados comunes. Este fortalecimiento del sistema inmunológico se vuelve mucho más presente en los casos de las personas que toman vino tinto. Este estudio fue aplicado a varias personas que monitorearon sus hábitos de consumo de vino y, como mencionamos antes, quienes tomaban más de catorce copas de vino en una semana tenían una probabilidad de cuarenta por ciento menos de tener un resfriado común o gripa. Los resultados no fueron afectados por aspectos como el consumo de vitamina C. Sin embargo, esto no tenía el mismo resultado en el consumo de otras bebidas alcohólicas, así que es muy probable que el alcohol no sea el ingrediente clave.

Los antioxidantes

El vino contiene muy altos niveles de antioxidantes que se llaman flavonoides. Estos antioxidantes se liberan de los excesos de químicos dañinos que se producen naturalmente por el cuerpo humano, así como favorecen la circulación y ayudan a que la presión sanguínea se mantenga en niveles adecuados. Por otro lado, los virus que afectan al sistema respiratorio son atacados por estos antioxidantes. Tal vez a esto se deba que los bebedores de vino tengan cada vez más resistencia a las infecciones de las vías respiratorios. Por otro lado, hay algunos expertos que aseguran que los efectos del vino aminoran el malestar de los resfriados y la gripa (lo que tampoco es un resultado terrible, al contrario, puede ser muy bueno para mantenerte en un buen estado de salud).

Cualidades contra la inflamación

Por otro lado, el vino tiene otro ingrediente que se llama resveratrol y que hace que los procesos de inflamación en el cuerpo se reduzcan. Esto da como resultado que beber vino disminuya la inflamación en la nariz que sucede cuando uno está infectado por los virus que afectan al sistema respiratorio.

La moderación ante todo

Tomar vino puede ser muy bueno para tu salud, sin embargo, es importante tomar en cuenta que todo debe ser con moderación siempre para que tu salud se mantenga en las mejores condiciones posibles. Las calorías que contiene el vino tinto pueden ser demasiadas si tomas demasiado vino, así que controlar esto es la clave para tener una buena condición de salud. También hay que pensar que los excesos nunca son buenos para la salud. Por otro lado te recomendamos consumir alimentos mientras estés tomando vino, para poder asimilar el alcohol de la mejor manera.

Otras cosas que puedes hacer

El sistema inmunológico puede ser fortalecido de muchas maneras distintas. Uno no puede depositar toda su confianza en beber vino, obviamente, sino que también tiene que alimentarse de la manera adecuada. Hacer ejercicio, comer suficientes alimentos con vitamina C, dormir lo suficiente, hidratarse, beber tés y cuidarse de manera adecuada son maneras de fortalecer tu salud integral. En estas épocas de cambios bruscos de clima, con la contaminación, el polvo y demás elementos en el medio ambiente, tener un sistema inmunológico lo suficientemente bien fortalecido es muy importante. Así que ya sabes, come frutas, verduras y demás alimentos ricos en vitaminas y minerales, si es posible refuerza tus defensas con componentes (ya sea naturistas o algo que te pueda recomendar algún médico), y en caso de que tengas algún malestar es importantísimo que acudas con un médico. Y, si decides que quieres tomarte unas copas de vino, puedes hacerlo con la total seguridad de que además de ser algo que disfrutas es también algo que te podrá ayudar a tener un mejor estado de salud y que podrá incluso servirte para sentirte mejor día con día. Verás que te sentirás mejor con el tiempo, y que llevar una vida saludable también puede ser algo que se disfrute en muchos niveles. Sentémonos, tomemos una deliciosa copa de vino y relajémonos que la salud también puede saber muy bien y disfrutarse, ¡brindemos por una mejor salud!