Search for content, post, videos

Todo lo que querías saber del vino rosé

Los vinos rosados extraen su color de la misma manera que lo hace un vino tinto (se pone el jugo de la uva en contacto con los hollejos de la uva tinta durante la fermentación).

La diferencia entre ambos es que el contacto es más corto en el vino rosado.

El color de un vino rosado dependerá de la duración y de la temperatura durante el contacto entre el jugo de uva, que es casi incoloro, y las pieles de la uva durante el tiempo de maceración.

Cuanto más tiempo esté la piel de la uva en contacto con el vino, más oscuro es el color de un vino rosado.

Elaboración

Los vinos rosados se pueden elaborar de dos formas:

SANGRADO

El método Saignée es una técnica que surge a raíz de la creación del vino tinto. Los vinos rosados se pueden obtener como subproducto de la fermentación del vino tinto a través de esta técnica. Con este método de elaboración se obtiene el rosado de mayor calidad.

La operación consiste en abrir el grifo inferior del depósito y dejar fluir por gravedad el mosto rosado.  El período de tiempo de esta operación de “sangrado” suele variar según las regiones y variedades de uvas, pero suele estar comprendido entre 6 y 24 horas.

Los vinos elaborados con el método Saignée suelen ser mucho más oscuros que los vinos elaborados con el método de maceración y también mucho más sabrosos y duraderos. La variedad de uva tradicional utilizada en esta técnica es la Garnacha aunque también son utilizadas en menor cantidad la Merlot, la Cabernet Sauvignon y la Tempranillo.

VINO GRIS/ ‘Vin Gri

La técnica ‘Vin Gri’ es cuando se usan las uvas tintas para hacer un vino rosado casi blanco. Los tonos de estos vinos suelen ser asalmonados, de color muy poco intenso. Es más bien un vino rosado de capa muy baja. Para conseguir esa tonalidad, el grano de la uva tinta es despojado del hollejo para evitar la aportación de color y sabor de la piel.

El método de elaboración para este tipo de vino es el método tradicional usado por los vinos blancos: las uvas son directamente prensadas y se aplica un tiempo de maceración muy corto para minimizar la extracción de color de los hollejos y luego, el jugo es embotellado sin añejamiento en barricas.

Variedades

Se pueden elaborar en cualquier parte del mundo con casi cualquier variedad de uva.

Las variedades más comunes para elaborar vino rosado son: Garnacha, Syrah, Cariñena, Tempranillo, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Merlot o Cinsault. No obstante, casi todas las variedades de uva han sido utilizadas para hacer vino rosado. Dado que esta categoría de vino ha crecido en popularidad, hoy en día hay más opciones que nunca para elegir.

Vino rosado de corte seco: Es el estilo más común producido en todo el mundo. Francia y España lideran en la producción de este vino rosado y es típico ver una mezcla de 2 a 3 variedades de uva diferentes.

Vino rosado de corte dulce: Cualquier vino rosado puede ser producido con un estilo más dulce simplemente no dejando fermentar todo el azúcar en alcohol. Sin embargo, no es tan común y en su mayoría se reservan para la producción de vino a granel. Los vinos elaborados a partir de Garnacha o Merlot son los que mejor se ajustan.

Maridaje

El rosado es el vino perfecto para acompañar casi cualquier momento del día. Es bebida de acompañamiento de un buen aperitivo, pero marida con cualquier plato. Desde un asado a un arroz. Se presenta como un vino elegante, con mucha estructura, pero a la vez muy fácil de beber.

Antes que todo derribemos algunos mitos acerca de este tipo de vinos, como este Castillo Molina, Reserva, Rosé 2015. Lo primero, y muy importante, “los vinos rosados no sólo vinos para mujeres”. Y lo segundo, es que “los vinos rosados no son una mezcla de vino blanco y vino tinto”. Así es, muy por el contrario, el vino rosé es un vino producido con uvas tintas que son cosechadas anticipadamente, para que de esta manera se puedan concentrar de mejor manera los aromas frutales y la fresca acidez. Aclarado esto nos enfocaremos en nuestro Castillo de Molina Reserva Rosé 2015 de Viña San Pedro. Este vino es producido con uvas de Cabernet Sauvignon y Syrah (60% Cabernet Sauvignon y 40% Syrah) provenientes del valle del Rapel, específicamente de las zonas del Alto Cachapoal y Marchigüe, respectivamente. #vinorosado #vinomujeres #vinoteca

Una publicación compartida de manu (@manu_vino) el