Search for content, post, videos

Cuánto tiempo dura una botella de vino abierta

 ¿Qué se debe hacer con la botella de vino abierta?

¿Tirarla? ¿Cuánto tiempo dura en la nevera con el corcho puesto? Todos nos lo hemos preguntado en algún momento de nuestra vida, y hoy por fin podemos responderla.

Y hay buenas noticias: si se almacenan correctamente, los vinos blancos y tintos pueden durar entre dos y cuatro días.

La gama de frescura depende del tipo de vino y de cómo esté elaborado, pero hay ciertos trucos que puedes llevar a cabo para extender la longevidad de tu botella. Si sabes que vas a beber solo una copa, asegúrate de volver a meter el corcho en la botella nada más servirte. Al tapar la botella reducimos la circulación de oxígeno y, por tanto, dilatamos el proceso de oxidación del vino. Basta con usar el mismo tapón que hemos utilizado.

Si se almacenan correctamente, los vinos blancos y tintos pueden durar entre dos y cuatro días; y los espumosos alcanzan una vida útil de uno a tres días

Cada marca es diferente, y su proceso de oxidación también. Este proceso se acelera a mayor temperatura. Por ello es conveniente guardar la botella en la nevera si no vamos a bebérnosla de una sentada. Si el vino es tinto, sácalo de la nevera dos o tres horas antes de volver a servirlo. Recuerda en cualquier caso que el frío alenta el proceso de oxidación del vino, pero no acaba con él. Un vino que lleva abierto una semana, por mucho que haya estado en la nevera, será imbebible.

Cómo conservar el vino

Además de lo ya mencionado, hay otros trucos muy útiles que debemos tener en cuenta para conservar el vino en buen estado una vez abierto.

1) Mantén la botella en un lugar oscuro

Debemos mantener las botellas de vino  lejos de la radicación solar, que afecta negativamente a su sabor.

2) Conserva la botella en vertical

Es conveniente conservar las botellas de vino cerradas en horizontal, pero no las que ya están abiertas, pues esto aumenta la superficie de contacto del aire con el vino y acelera su degradación.

3) Cambia el vino de botella

Cuanto menos vino quede en la botella más rápido será el proceso de oxidación, pues mayor oxígeno hay en el interior de esta. Si tienes botellas de diversos tamaños que puedan cerrarse herméticamente  vierte el vino sobrante en la que se ajuste más.

Es conveniente conservar las botellas cerradas en horizontal, pero no las que ya están abiertas, pues esto acelera su degradación.

4) Prueba algún aparato para prolongar la vida del vino

Si necesitas alargar la vida de tus vinos por más tiempo en las tiendas especializadas se venden diversos ingenios para tal fin. El más común es el vacuvín, una especie de tapón con una bomba que permite extraer el aire de la botella, doblando la vida del vino.

5) Descubre si está picado

Decimos que un vino está picado cuando las bacterias Mycoderma aceti transforman el alcohol etílico en ácido acético, un proceso que se desencadena en cuanto el caldo empieza a oxidarse. Aun siendo cuidadosos, cualquier vino abierto se habrá estropeado en menos de tres días. Por ello, es importante que una vez que vuelvas a consumir el líquido te percates de que está en buen estado.

Es recomendable fijarse en el color y el olor. Si el vino ha perdido su brillo o tiene más residuos de lo normal, y huele más a vinagre que a vino, puede que sea hora de tirarlo. Si se ve y huele bien, entonces el siguiente paso es tomar un sorbito para cerciorarse.



X