Search for content, post, videos

Todo para una wine tasting party

fiesta de degustación de vinos mesa

Si tienes amigos que aman el vino tanto como tú, no hay mejor plan que una wine tasting party para disfrutar todos juntos la pasión por esa deliciosa bebida. Seguramente tendrás tu vino favorito, pero probar muchas cosas distintas es una manera muy interesante de explorar el vasto mundo de los vinos. Aquí te contamos cómo organizar una fiesta de degustación de vinos y agasajar a tus invitados.

¿Qué necesitas?

En realidad no necesitas mayor cosa, todo depende de la cantidad de personas que vayas a invitar, hay que considerar una cantidad adecuada de copas (las suficientes como para poder cambiarlas con cada vino y evitar mezclar distintas variedades). Necesitas también un sacacorchos y agua suficiente.

Puntos a tomar en cuenta

Aunque existen muchas maneras distintas de decorar la mesa, en realidad esto es lo menos importante. Lo más importante de este tipo de eventos es, sin duda, la organización. A esto nos referimos con poner en un orden correcto los vinos y permitir que tus invitados tengan la mejor experiencia. Por otro lado, una buena idea puede ser crear una fiesta de degustación con un tema específico. Puedes elegirlos de acuerdo con la región, con la variedad específica, con su edad, o con una característica (sabores fuertes, vinos elegantes, vinos caros o comparación de precios, etc.). Una idea muy divertida puede ser una cata a ciegas donde los invitados adivinen especificidades de cada vino.

El orden de los vinos

El orden debe respetarse para asegurar una mejor experiencia. En términos generales, hay que colocar primero los que tienen niveles de alcohol más bajos y los que son más viejos. Otra manera de ordenarlos que siempre sirve es comenzar por los vinos espinosos, seguir con los vinos ligeros blancos (como Sauvignon Blanc), después los vinos blancos con más presencia (como Chardonnay), después los vinos rosados, después los vinos tintos ligeros (como Pinot Noir), después los vinos tintos más intensos (como un Cabernet) y finalmente los vinos dulces.



X