Search for content, post, videos

El cambio climático afecta a la producción de Vino

Las temperaturas aumentarán entre 2.0º y 2.5º C para fines de siglo, siendo el peor escenario un aumento de 3º-3.5º C, 3 según estimaciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio climático.

 A pesar del aumento mundial de las temperaturas, muchos productos agrícolas continuarán siendo cultivados sin ninguna diferencia o cambio perceptible por los consumidores.

Este no es el caso de la industria del vino, donde la calidad del vino puede verse afectada.  Ya que el cambio climático es la mayor amenaza para el negocio del vino en general, y para los viticultores en particular.

El clima y la fisiología de la vid

Entre los factores ambientales, el clima tiene un mayor impacto en el desarrollo de la vid y en la composición de la fruta que el suelo o la variedad, por ejemplo:

Aumento de la temperatura durante la temporada de crecimiento

Aumento de la temperatura media durante la maduración de la fruta

Aumento en la temperatura media del mes más cálido de la temporada de crecimiento

Aumento de la temperatura media del mes más frío de la temporada de crecimiento

Aumento de la duración de la temporada de crecimiento (días sin heladas)

Ocurrencia de temperaturas mínimas extremas en el invierno

Aumento en la precipitación de julio a octubre

Aumento de la estacionalidad de la precipitación

Cambio en el índice de aridez (precipitación anual)

Dichos cambios pueden influir en los metabolitos secundarios de la fruta, como el aroma, el sabor y los compuestos fenólicos. Las grandes diferencias en las nubes, la humedad y el rango diurno, particularmente en latitudes medias e interiores continentales, continuarán ocurriendo con un clima cambiante.

Problemas de vinificación

Es posible que se deban considerar cambios en el procesamiento, tanto para cultivares rojos como blancos. Los siguientes son algunos problemas de la vinificación que pueden verse afectados por el cambio climático:

Variación de cosecha a cosecha, Evaluación de la madurez, Tanino y color, Fuerza de reducción / longevidad, Nitrógeno de uva, Temperatura de uva / mosto, etc.

Los principales vectores climáticos que afectan a la viticultura incluyen la temperatura, el estrés hídrico y la radiación.10 La fenología de la brotación, la floración y la formación dependen de la temperatura y están bien establecidas. En algunas regiones, los intervalos entre estos eventos han disminuido como resultado del cambio climático.

La temperatura afecta la tasa de maduración de la fruta. La concentración de azúcar aumenta con la temperatura, aunque los metabolitos secundarios como el aroma, el sabor y los compuestos fenólicos generalmente se ven afectados negativamente por las altas temperaturas.

El estado del agua de la vid depende de la textura del suelo, el porcentaje de piedras, la profundidad de las raíces, la lluvia, la evapotranspiración y el área de la hoja. La deficiencia de agua afecta la fotosíntesis y el crecimiento de los brotes; puede aumentar tanto el contenido de taninos como de antocianinas, mientras que el exceso de estrés puede provocar daños en las hojas y perjudicar gravemente la maduración de las frutas. E

El cultivo de cobertura adecuado puede ayudar a asegurar la sombra del suelo y contribuir a la formación de humus, al tiempo que ayuda a amortiguar los períodos muy secos y muy húmedos.

 



X