Search for content, post, videos

Las diferencias entre un tinto y un blanco

Las diferencias entre un vino tinto y blanco van mucho más allá de la elección de las uvas y el color.

Fundamentalmente, los vinos tintos se elaboran con uvas rojas (Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, etc.) y los vinos blancos se elaboran con uvas blancas (Chardonnay, Pinot Grigio, etc.). Lo que es interesante, sin embargo, es que casi todos los vinos que encontramos en el mercado fueron hechos originalmente de una especie de uva llamada Vitis vinifera.

Los ampelógrafos creen que las primeras uvas de Vitis vinifera fueron uvas negras (por ejemplo, uvas de vino tinto) y que una mutación natural creó las primeras uvas blancas. Por ejemplo, Pinot Noir (una uva negra), Pinot Gris (una uva gris rosácea) y Pinot Blanc (una uva blanca) compartiendo todos cel mismo ADN.

Después de que las uvas se recogen y se dirigen a la bodega para la elaboración del vino, se utilizan diferentes procesos para elaborar vino tinto en comparación con el vino blanco.

Una de las diferencias más importantes es que los vinos tintos se fermentan con las pieles de la uva y las semillas y los vinos blancos no. Esto se debe a que todo el color en el vino tinto proviene de las pieles y las semillas de las uvas.

Hay un par de casos especiales donde esto no es cierto y el resultado es vinos de cata muy diferentes. Por ejemplo, hay un tipo de Champagne llamado “Blanc de Noirs” o “blanco de negros”, que se hace de forma similar a la elaboración de vino blanco y termina siendo un vino que se parece a un vino blanco. Otro ejemplo de esto es White Pinot Noir, o Pinot d’Alsace.

Con los vinos blancos, también hay un método especial donde las uvas blancas se fermentan con las pieles y las semillas de las uvas blancas. Los vinos elaborados con esta técnica se conocen como Orange Wines, tienen un sabor similar a los vinos tintos y tienen tanino.

Esta técnica todavía es bastante rara y los vinos son diferentes a cualquier otro.

Los vinos tintos son adorados por sus sabores suaves, ricos y aterciopelados, mientras que los vinos blancos son amados por su acidez, aromas florales y notas frutales puras.

Para lograr estos resultados, los enólogos alistan dos métodos muy diferentes de elaboración del vino. La mayor diferencia entre la vinificación enológica y la vinificación en blanco es la oxidación que hace que los vinos pierdan sus notas florales y frutales a cambio de sabores ricos en nueces y más suavidad. Para aumentar el oxígeno, los enólogos usan barriles de roble porque respiran y permiten que el vino ingrese oxígeno.

Para reducir la exposición al oxígeno, los enólogos usan tanques de acero inoxidable, lo que garantiza que los vinos conserven su sabor afrutado y floral.

Cada tipo de vino tiene diferentes compuestos químicos, entonces, ¿Qué tipo de vino es mejor para ti?

Bueno, dado que todos los beneficios para la salud asociados con el vino se encuentran en las pieles y semillas de la uva de vino, los vinos tintos son el estilo de vino que comúnmente se considera “mejor”.



X